Apartamento pequeño en Buenos Aires, Argentina por IR arquitectura

Apartamento Buenos Aires Argentina IR Arquitectura

Apartamento pequeño en Buenos Aires, Argentina por IR arquitectura

Un pequeño apartamento situado en el Barrio de Chacarita, Buenos Aires, un edificio construido en la década de los 50. La vivienda configura un espacio abierto al exterior. La estrategia del proyecto: recrear un espacio flexible, luminoso y equilibrado. Si además se ejecuta con el buen gusto del estudio IR Arquitectura, la calidad del proyecto está asegurada. 

Apartamento pequeño en Buenos Aires, Argentina por IR arquitecturaApartamento pequeño en Buenos Aires, Argentina por IR arquitectura

Las “Tiny House” han llegado para quedarse, intrigantes e ingeniosas, pequeñas viviendas que muestran un universo de belleza y confort en miniatura. Viajamos hasta Argentina para entrar en El Camarín, de IR Arquitectura, un proyecto mini terminado en 2018 (de solo 18 metros cuadrados) en un edificio clásico de la década de 1950, un magnífico ejemplo de la fuerte tendencia mundial de adaptar las estancias limitadas a un hogar con todas sus funciones y comodidad.

Una arquitectura única, desde el exterior, el balcón, enfundado en una delicada estructura perforada con forma de onda blanca, desafiante y completamente contemporánea, sus formas consiguen una transparencia inusual. En su interior, la eliminación de las particiones interiores, todo unido y comunicado, consigue una disposición de espacio holgado y funcional, dejando como zona independiente solo un pequeño baño.

Con una multitud de objetos que ha de haber en una vivienda los arquitectos crean un sistema para conseguir la optimización del espacio, la carpintería de la cocina y la lavandería fueron diseñadas inteligentemente para retirarse de la vista,  elementos de muebles plegables, como la mesa de comedor, inapreciable a la vista.

La implementación de un desnivel interconectado para no desaprovechar la altura e instalar la zona de noche., permite la continuidad visual sin necesidad de apartarla del conjunto, si además a este recurso le añadimos función –pudiendo crear un lugar de almacenaje – la idea funciona a la perfección. Así los blancos luminosos de las principales estructuras hechas a medida y los marcos funcionales del apartamento se ven aún más potenciados por la abundancia de plantas de maceta frescas y la sensación orgánica de los elementos y estructuras de los muebles de madera.

No nos podemos olvidar del gran aliado, la luz natural. Esta vivienda se ubica en un antiguo edificio, repleto de ventanales, y de manera estratégica, este estudio se sitúa en la fachada donde una serie de marcos, de acero blanco, plegables permiten revelar el perímetro exterior encapsulado. Una terraza semicubierta, un cerramiento con una malla concede intimidad al interior desde la calle sin restar a penas luminosidad. De esta manera, es posible disfrutar de la terraza y aislar el interior con un cerramiento de cristal y madera. Así la vivienda queda abierta al exterior para aprovechar la luz en todas las direcciones, de todas las tonalidades y de diferentes momentos del día – porque se trabaja intermitentemente desde casa – un espacio que todo se proclama sencillo, práctico y funcional.

Estudio: IR Arquitectura 

Fotos: Fernando Shapochnik 

 

Publicación más antigua Publicación más reciente