Localizados restos romanos en la obras de reurbanización del Coso Bajo de Huesca

construccion Coso Bajo Huesca obras restos romanos

Localizados restos romanos en la obras de reurbanización del Coso Bajo de Huesca

Los vestigios corresponden a una cimentación construida con hormigón y lienzos de sillar, hallado en la zona más próxima a la plaza de Santo Domingo.

Restos de la cimentación de época romana en el Coso que ya han quedado cubiertos.
Restos de la cimentación de época romana en el Coso que ya han quedado cubiertos.
Rafael Gobantes

El viernes fue un sillar aislado y este lunes han sido restos de unos cimientos. Los trabajos de reurbanización del Coso Bajo de Huesca entre las calles Sancho Ramírez y la plaza de Santo Domingo están sacando a la luz, aunque solo sea por unas horas, vestigios de la Osca romana. Estos últimos corresponden a una cimentación construida con hormigón y lienzos de sillar, según han informado desde el Ayuntamiento. No obstante, la arqueóloga ha considerado que los trabajos "pueden continuar con normalidad", han añadido las mismas fuentes. La intervención en esta calle conlleva, además de la renovación del pavimento, con una plataforma única y la plantación de arbolado, la sustitución de las redes de saneamiento y abastecimiento de agua, construidas hace más de 80 años. 

De momento, no se ha explicado a qué tipo de estructura o edificios puede corresponder esta cimentación, localizada casi en el entronque del Coso con la plaza de Santo Domingo. Sin embargo, su existencia ya se tenía en cuenta a la hora de redactar el proyecto de obras. Los restos encontrados en las últimas décadas en intervenciones urbanísticas realizadas en el casco histórico, sobre todo los del teatro romano hallados 2006 en la calle Canellas, llevaban a pensar que las excavaciones en esta zona del Coso Bajo podían deparar hallazgos de interés, así como las catas previas y los estudios de expertos arqueólogos. 

El arquitecto municipal Pedro Lafuente, director de este proyecto de obra, ya apuntó que, en su opinión, la ciudad romana no terminaba en el contacto entre la ladera del cerro (casco antiguo) y el terreno llano (el Coso), por lo que los restos monumentales que se ven en la calle Canellas, "deberían tener su continuación en la zona llana(teatro, y otras construcciones aledañas a un área monumental de la ciudad romana), es decir en la plaza de santo Domingo y en dirección hacia la calle Ramón y Cajal". 

Una de las máquinas que allanan el terreno de las obras en el Coso Bajo.
Una de las máquinas que allanan el terreno de las obras en el Coso Bajo.Heraldo.es

No obstante, el técnico reconocía también que era "muy posible" que esos restos hubieran sido alterados en la edad media por la construcción del foso que reforzaría la muralla de esa época. "En suma, las intervenciones en el sector próximo a la plaza de Santo Domingo, desde el punto de vista arqueológico son de gran interés puesto que aportaran información sobre un sector de la ciudad antigua que apenas conocemos", hace constar Lafuente en la memoria del proyecto.   

Los restos de la cimentación han aparecido entre los 2 y 4 metros de profundidad y este mismo lunes han quedado ya cubiertos. En el propio proyecto de obras se aconseja que los nuevos tendidos discurran por el mismo trazado que los existentes, de manera que se puedan documentar los hallazgos arqueológicos y reducir el impacto de las obras sobre los posibles restos arqueológicos.  

Vía: https://www.heraldo.es/


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados