La economía de las ventanas súper aislantes

economia ventanas súper aislantes

La economía de las ventanas súper aislantes

Incluso los edificios comerciales más viejos pueden ser sometidos a una actualización de su eficiencia energética que se amortiza en cinco años.

La economía de las ventanas súper aislantes

Para los arquitectos, las ventanas siempre han implicado un compromiso: hacen un edificio estéticamente más agradable, pero también más frío en invierno y más caliente en verano. Actualmente, con la disponibilidad de ventanas altamente aislantes y eficientes energéticamente de empresas como Serious Materials, sin embargo, ya no es necesario hacer un compromiso. Las tecnologías involucradas existen desde hace bastante tiempo, pero en el pasado estas ventanas altamente aislantes eran elementos hechos a medida. La innovación de Serious Materials fue producirlas en masa y venderlas al mercado de masas.

La retroadaptación de edificios comerciales con ventanas altamente aislantes es una inversión que puede amortizarse en cinco años. Puesto que los espacios comerciales varían mucho en términos de metros cuadrados, la orientación al sol, el clima local, y muchos otros factores, el ahorro no será el mismo en todos los casos. Sin embargo, en un ejemplo prominente, el año pasado Serious Materials actualizó las ventanas de el Empire State Building en Nueva York. La actualización completa del edificio, que incluyó otras medidas, tuvo un coste de 20 millones de dólares y permitirá ahorrar unos 4.4 millones de dólares por año en costes de electricidad. La mejora de las ventanas representará 412.000 dólares de este ahorro anual, según un análisis encargado por el propietario del edificio. (Serious Materials no quiere revelar cuánto se le pagó.)

"Si ya está realizando una readaptación, poner ventanas de alta eficiencia es una obviedad", afirma Alan Meier, científico senior en el departamento de análisis de energía del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley. Meier estima que sólo con la instalación de unas ventanas mejores se ahorrará un máximo de alrededor del 10 por ciento de energía. Sin embargo, si la actualización de las ventanas se está llevando a cabo al mismo tiempo que la actualización de la calefacción y el aire acondicionado del edificio, las ventanas pueden pagar por sí mismas de inmediato. Una de las razones es que un edificio que dispone de una ventanas mejores puede necesitar una instalación de aire acondicionado más pequeña y más barata.

Brian Sipes, director en la empresa de arquitectura Zehren and Associates con sede en Avon, Colorado, incorporó ventanas de Serious Materials en el diseño de un edificio que espera que obtenga la certificación más alta posible del Consejo Verde de Edificación de los EE.UU., cuyo conjunto de normas, llamado LEED, se utiliza para clasificar los edificios según su consumo energético y su uso de los recursos. Sipes afirma que su empresa escogió estas ventanas, porque ofrecen un mejor aislamiento que cualquier otras en el mercado. Hace quince o veinte años, señala él, casi no había productos de construcción verde disponibles para los constructores. "Actualmente, hay muchísimas opciones, y son opciones que no obligan a escoger entre la estética y una increíble eficiencia energética", comenta él.

Mejorar la eficiencia energética de un edificio no sólo cuesta dinero, sino también tiempo. Hay empresas, como Chevron Energy Solutions, que pondrán el capital para realizar las mejoras de eficiencia básicas, y después se repartirán el rendimiento de la inversión con los propietarios del edificio. Sin embargo, indica Meier, este tipo de evaluaciones no suelen ir muy lejos. En última instancia, realizar el esfuerzo de identificar las fuentes menos obvias de ahorro energético vale la pena.

Stephen Selkowitz, responsable del programa de tecnologías de la construcción en el Lawrence Berkeley, destaca otro beneficio de la mejora de la eficiencia de los edificios: puede aumentar el valor de la propiedad. Varias nuevas leyes en múltiples estados, incluyendo California, Massachusetts y Nueva York, requieren que cualquier persona que venda un edificio revele de qué infraestructura de eficiencia energética dispone y a cuánto suben las facturas energéticas.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados