Módulos prefabricados ecofriendly Mundo

ecofriendly modulos prefabricados

Módulos prefabricados ecofriendly Mundo

Módulos prefabricados ecofriendly Mundo.

Para que este complejo pudiera ser catalogado como “Hotel paisaje en la naturaleza”, lo más buscado hoy por los turistas y visitantes más exigentes y sofisticados del mundo, tuvo que cumplir con las premisas básicas de la arquitectura sostenible.

Cada vez hay más gente que busca vivir nuevas sensaciones de calma en lugares exclusivos con total conexión con una naturaleza nada intervenida por el hombre. En el rubro hotelero esta demanda plantea un reto arquitectónico como paisajístico más que interesante.

En este sentido, los arquitectos españoles Daniel Mayo, Agustín Marí y Pablo Vázquez concretaron el hotel Vivood, en el espectacular valle de Guadalest, entre las sierras de Aitana y la Serrella, Alicante.

Módulos prefabricados ecofriendly Mundo.

El complejo está formado por 25 suites independientes de 27 m2 cada una, con enormes ventanales con vistas a las montañas, diseminadas en una parcela de 84.000 m2 e integradas en la naturaleza.

Los módulos fueron concebidos como viviendas prefabricadas de diseño amistoso con el medio ambiente, pero que se han convertido en el germen de un hotel diferente. “La apertura de Vivood marca el inicio de una red pionera de destinos turísticos de diseño sostenible.

Tenemos el objetivo de abrir tres alojamientos en los próximos cinco años”, explicó a la prensa el líder del equipo, Mayo, al que acompaña un grupo de diseñadores y profesionales del marketing y del sector turístico interesados en la ecología, los ideales de vida sana y la relación plena con la naturaleza.

El hotel promueve el ahorro de agua, utiliza energías renovables, cuenta con su propio huerto ecológico y fomenta el consumo de proximidad. Las premisas básicas de la construcción del hotel fueron:

1. Búsqueda de un contacto directo, físico y visual con el entorno, el cual es posible gracias a los grandes ventanales dispuestos en cada uno de los módulos construidos, tanto edificios de zonas comunes como habitaciones, y tanto en la estancia principal como en el baño.

2. Fomento de un sentimiento de aislamiento y exclusividad. Para ello, las habitaciones se materializan como módulos independientes y dispersos en un extenso entorno natural no acotado, donde cada una de ellas dispone de una superficie asociada no inferior a 1500 m2.

3. Los módulos se acomodan al terreno sin alterar su topografía, incidiendo en ella de un modo puntual mediante un sistema de cimentación no agresivo y reversible.

4. Para reducir el impacto medioambiental, la limpieza del terreno se llevó a cabo mediante una poda selectiva a mano sólo en aquellos puntos donde era necesario incrustar los pilotes, sin afectar de este modo la flora del entorno.

5. El diseño arquitectónico del hotel se desarrolló con el fin de fomentar la independencia e individualidad de cada una de sus habitaciones, desde donde contemplar el paisaje sin ser visto. Así, a éstas se accede desde los caminos dispuestos en su parte posterior, desde donde nadie puede observar el interior de los alojamientos.

6. La disposición urbanística de las habitaciones se desarrolla en torno a una espina central que articula y arma los diferentes caminos de alojamiento de uso exclusivo de los huéspedes de dichos módulos, garantizando así el máximo silencio.

7. El proyecto se materializa mediante la utilización de sistemas constructivos sostenibles y correctamente integrados con el medio, destacando la utilización y combinación de madera y viroc negro.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados