La nueva apuesta sostenible de Starbucks es la arquitectura con contenedores intermodales

arquitectura contenedores Dougong Kango Kuma Starbucks

La nueva apuesta sostenible de Starbucks es la arquitectura con contenedores intermodales

Por los puertos de todo el mundo se acumulan contenedores para transporte intermodal de grandes dimensiones que han agotado su vida útil. Para evitar un colapso de las zonas portuarias y agravar la crisis de generación de residuos por la que pasamos, se han buscado maneras de aprovechar aquellos voluminosos cajones metálicos que han quedado en el olvido.

¿De qué manera se les podría dar una segunda vida a estos elementos? El mercado de segunda mano entre empresas dedicadas al transporte intermodal es boyante, pero además hay una tendencia a cambiar la finalidad de los contenedores. Así, hemos visto cómo se han usado para erigir el escenario del Voodoo Music + Arts Experience de Nueva Orleans (Luisiana, EE. UU.), para improvisar espacios de trabajo, como hospital de emergencias, a modo de aseos portátiles para obras…

Una transición que deja atrás las mercancías que una vez portaron para cobijar a personas que ven en estos espacios un lugar donde crear experiencias y vivir.

Predominan entre las diferentes aplicaciones las de índole arquitectónica, pues. Y es que los resistentes contenedores intermodales ofrecen una buena serie de propiedades ventajosas para la construcción:

  • Fáciles de moldear a gusto del consumidor.
  • Resistentes a la corrosión, diseñados para soportar grandes cargas y dotados de gran durabilidad.
  • Son sencillos de integrar en construcciones de mayor envergadura, reduciendo la mano de obra necesaria para adaptarlos.
  • Fácilmente transportables, dada su finalidad original.
  • Gran disponibilidad, bajo precio y respetuosos con el medio ambiente.

Por todo esto, ha surgido un movimiento que se ha acuñado como cargotectura y que no es otra cosa sino el diseño y construcción con contenedores intermodales. Y en torno a él, toda una economía basada en la reutilización de los cajones y  el desarrollo de proyectos en los que sean usables. Es el caso de Qubix Cargotecture Design StudioCargotectureTempohousing y muchos otros estudios que ofrecen este tipo de servicios.

Solo era cuestión de tiempo que el estilo se tornase corporativo. Lejos de los proyectos a pequeña escala que han salpicado el mundo, como los restaurantes de comida para llevar Singapore Takeout, el restaurante Muvbox de Montreal (Canadá) o el café Illy de la Bienal de Venecia (Italia), se empiezan a ver proyectos de calibre mucho mayor: centros comerciales, edificios de oficinas, etc

La afamada franquicia de cafeterías está potenciando su presencia en Oriente como parte de su estrategia para mantener el ritmo de crecimiento de años anteriores, un ritmo que había sufrido una pronunciada desaceleración al alcanzar su madurez como empresa en el mercado occidental.

La ciudad taiwanesa pasa a disponer de 166 establecimientos con la creación de este nuevo local, ubicado en el centro comercial The Hualien Bay Mall.

El edifico es obra del afamado arquitecto japonés Kengo Kuma, especializado en la reinterpretación de lo tradicional. No es la primera vez que Starbucks deposita su confianza en el profesional nipón; el intrincado diseño con celosía inconexa del Starbucks de Dafaizu es cosa suya, y también lo es el Starbucks Reserve Roastery que ha abierto este año en Tokio.

En esta ocasión el diseño de Kengo se corresponde con una superficie de dos pisos compuesta por 29 contenedores intermodales entrelazados. El local dispone de un total de 320 metros cuadrados, a los que hay que añadir la superficie correspondiente al carril drive-thru destinado a los pedidos realizados desde el automóvil y al aparcamiento. Drive-thru que merece especial atención pues es el primero del condado del Hualien. 

En esta ocasión el diseño de Kengo se corresponde con una superficie de dos pisos compuesta por 29 contenedores intermodales entrelazados. El local dispone de un total de 320 metros cuadrados, a los que hay que añadir la superficie correspondiente al carril drive-thru destinado a los pedidos realizados desde el automóvil y al aparcamiento. Drive-thru que merece especial atención pues es el primero del condado del Hualien.

Según Kengo, la construcción pretende ser reminiscente del frondoso y caótico ramaje del árbol cafetero. En adición, ilustra dos decisiones de diseño que rinden homenaje a la gente de Taiwán. Por un lado el tremendo colorido de fondo se usa a modo de reconocimiento y muestra de respeto hacia grupo étnico Amis, nativo de la isla. Por otra parte se emplean filosofías de diseño chinas; es el caso del principio Dougong, que consiste en el apilado cruzado de troncos para favorecer el asentamiento sólido y robusto de la estructura, y que es claramente patente al echar un vistazo al conjunto arquitectónico.

Para Starbucks, la construcción de esta cafetería ha sido una apuesta segura. No solo deriva de su necesidad de expansión en China y alrededores, también pretende atraer a una población cada vez más comprometida con el cuidado del medio natural y que demanda una dosis tangible de responsabilidad social a las empresas. De hecho, la novedad se integra dentro del programa Starbucks Greener Storesque busca una mayor sostenibilidad en los restaurantes a través de simples decisiones de diseño, políticas de construcción con materiales recuperados y principios ecológicos en la operación.

Lejos de ser el primer Starbucks creado a partir de contenedores intermodales, el nuevo Starbucks de Taipéi se convierte en el cuadragésimo establecimiento de este tipo. Si bien, nadie le disputa el honor de ser el primero de su clase en Asia.

Lejos de ser el primer Starbucks creado a partir de contenedores intermodales, el nuevo Starbucks de Taipéi se convierte en el cuadragésimo establecimiento de este tipo. Si bien, nadie le disputa el honor de ser el primero de su clase en Asia.

 

Con las lecciones bien aprendidas de las anteriores iteraciones, esta cafetería cuenta con enormes ventanales y tragaluces que permiten iluminar los habitáculosdonde los comensales sentados en las mesas podrán disfrutar de una maravillosa luz natural.

Las ventanas y claraboyas se unen al rematado exterior en pintura blanca para luchar contra el mayor problema de los contenedores: el intercambio térmico con el exterior, que los hace fríos en invierno y bochornosos durante el estío. Gracias a las inteligentes medidas adoptadas se palia por completo esta desventaja.

El interior deslumbra con cálidos diseños: bancos corridos acolchados, banquetas y mesas bajas en madera. Algunas de las estancias también cuentan con rincones acogedores con iluminación tenue y sofás de cuero para aquellos que necesiten algo más de intimidad.

La colaboración de Starbucks y Kengo Kuma muestra que no es necesario incurrir en gastos adicionales para lograr un compromiso entre sensación premium y sostenibilidad en los restaurantes. Es previsible que en el futuro sean cada vez más las franquicias de restauración organizada que se atrevan a probar la cargotectura.

La colaboración de Starbucks y Kengo Kuma muestra que no es necesario incurrir en gastos adicionales para lograr un compromiso entre sensación premium y sostenibilidad en los restaurantes. Es previsible que en el futuro sean cada vez más las franquicias de restauración organizada que se atrevan a probar la cargotectura.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados