La Casa Pasiva en China

El aislamiento ha sido el factor que ha impulsado uno de los avances recientes más significativos en vivienda sostenible el proyecto Bruck La Casa Pasiva en China

La Casa Pasiva en China

La Casa Pasiva en China

El proyecto Bruck es un hotel para los delegados que visitan el centro de investigación cercano donde se expone el concepto de Casa Pasiva.

El aislamiento ha sido el factor que ha impulsado uno de los avances recientes más significativos en vivienda sostenible: la denominada Casa Pasiva. La Casa Pasiva, un concepto alemán, proporciona una estructura hermética con un gran aislamiento que puede reducir la pérdida de calor hasta el punto que se consigue llegar a la sensación de confort sin necesidad de un sistema de calefacción.

Este concepto ha llamado la atención de Landsea Group, una de las mayores empresas inmobiliarias de China, que en abril de este año ha inaugurado la primera Casa Pasiva del país, el proyecto Bruck.

Construido en el condado de Changxing, en la provincia de Zhejiang en el sur de China, una zona conocida por sus fríos inviernos y unos veranos extremadamente calurosos y húmedos, el proyecto Bruck es un hotel para los delegados que visitan el centro de investigación cercano donde se expone el concepto de Casa Pasiva. Landsea cree que, si es capaz de demostrar que la Casa Pasiva funciona en el inhóspito clima de Changxing, entonces el concepto podría trasladarse a otras partes de China. “Estas tecnologías podrían tener una amplia aplicación en China, pero es necesario que elijamos el diseño y las tecnologías más idóneos para las condiciones locales de cada zona climática”, explica Kai Zou, ingeniero de Ingeniería Civil y Sostenibilidad de Landsea.

Ahora que el gobierno chino ha puesto mayor énfasis en la necesidad de construir viviendas sostenibles, el sector de la construcción en China está cada vez más dispuesto a acoger nuevas ideas para reducir el consumo energético. Landsea considera que ahora es el momento oportuno para defender la idea de la Casa Pasiva en uno de los mayores mercados inmobiliarios del mundo.

Fachadas de algas, pinturas fotovoltaicas, paredes y tejados inteligentes, edificios vivos que dejan atrás los recursos energéticos convencionales... Puede que todo esto suene demasiado futurista, pero, si la nueva generación de emprendedores y académicos tiene éxito, estas tecnologías de vanguardia aparecerán en los edificios donde vivimos antes de lo que pensamos.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados