Tendencias que definirán el futuro de la industria de la videovigilancia en 2018

Tendencias que definirán el futuro de la industria de la videovigilancia en 2018

 Tendencias que definirán el futuro de la industria de la videovigilancia en 2018

Es probable que la demanda de equipos y soluciones de seguridad continúe creciendo rápidamente en 2018. Algunos sectores de usuarios finales también crecerán exponencialmente. De acuerdo con un estudio de IHS Markit[1], se pronostica que el mercado mundial en materia de seguridad y videovigilancia crecerá a una tasa anual de no menos del 7% y en términos de regiones geográficas, los mercados de Oriente Medio y América Latina crecerán a tasas superiores a la media.

Entonces, ¿cuáles serán las grandes tendencias que determinarán el futuro en la industria de videovigilancia en 2018? La seguridad cibernética o ciberseguridad, el aprendizaje profundo, los analíticos de video y la diversificación de equipos de videovigilancia son solo algunas de las tendencias que Axis Communications prevé y analiza para el próximo año. El mercado de la videovigilancia avanza con rapidez en la creación de nuevos productos y nuevas maneras de suplir la demanda de seguridad.

 

Ciberseguridad: las industrias a la altura de las amenazas

Proteger a las personas, propiedades y otros activos es muy importante en la actualidad. Este hecho puede motivar que en muchas ocasiones la industria de la seguridad física adopte una posición conservadora cuando se trata de incorporar nuevas tecnologías. En muchos casos, el mercado de la seguridad, seguirá los pasos de otros, a menudo de la industria de TI, solo después de que un producto o tecnología haya demostrado ser eficaz y confiable. Si bien esto puede causar frustración para las empresas de seguridad que desean destacarse en el mercado, también puede significar que cuando otros mercados comienzan a consolidarse, la seguridad está preparada para el crecimiento.

Este fenómeno se está llevando a cabo actualmente en el mercado mundial de soluciones de videovigilancia, donde las tendencias más amplias de digitalización y habilitación de IP recién están alcanzando una masa crítica. Esto ha provocado un fuerte crecimiento en los últimos años, que se prevé continúe a una tasa del 12,4% por año a USD $25,6 mil millones en 2018[2].  La protección cibernética para equipos de seguridad ocupa un lugar destacado en la agenda de muchos actores de la industria. Existe un esfuerzo concertado del sector para educar a los clientes e inculcar mejores prácticas para redes seguras de equipos de video vigilancia.

Para 2018, se espera ver un aumento en las propuestas de valor añadido por parte de los proveedores de soluciones de videovigilancia dirigidos específicamente a la ciberseguridad.

 

La revolución del aprendizaje profundo

El aprendizaje profundo es el campo con mayores proyecciones de crecimiento en inteligencia artificial; puede permitir que las computadoras interpreten grandes cantidades de datos en forma de imágenes, sonido y texto. Utilizando múltiples capas de unidades de procesamiento no lineales, las máquinas tienen la capacidad de aprender las representaciones de características de datos no supervisados o semi-supervisados. Este proceso de aprendizaje también se llama "proceso de capacitación". Con un entrenamiento constante alimentado por cantidades masivas de datos, las máquinas podrían mejorar la precisión del análisis de patrones o la clasificación automáticamente a lo largo del tiempo.

Tanto la infraestructura y los algoritmos de aprendizaje profundo para el análisis de patrones son ya una realidad para la industria de videovigilancia y continuarán implementándose en 2018. Las últimas versiones de unidades de procesamiento de gráficos (GPU, por sus siglas en inglés) ofrecidas por diferentes proveedores proporcionan la infraestructura de aprendizaje profundo para cámaras y grabadoras. Los desarrolladores de algoritmos crean modelos de capacitación dedicados a la videovigilancia para tener las máquinas entrenadas sin supervisión o semi-supervisadas para reconocimiento facial, reconocimiento de vehículos u otro análisis de video basado este tipo de aprendizaje. Estas tecnologías aumentan la eficacia del desarrollo del software y la precisión a través del acceso a un procesamiento más rápido y la capacidad de aprender automáticamente de las imágenes de video. La capacidad de la tecnología de aprendizaje para permitir el análisis adaptativo de video y requerir menos calibración de algoritmos dará un gran salto en el uso futuro, la precisión y el rango de aplicaciones para la tecnología de análisis de contenido de video (VCA) a lo largo de 2018.

 

Compresión inteligente: videovigilancia personalizada

 

Una de las principales tendencias para el  mercado de la videovigilancia será la compresión inteligente que optimiza la transmisión y el almacenamiento de video en función del valor de retención. Tradicionalmente, las variables principales a disposición del cliente eran velocidades de cuadros y resolución. Pero con los algoritmos de compresión nuevos e inteligentes diseñados específicamente para la industria de la videovigilancia, los usuarios de seguridad ahora tendrán más opciones para transmitir y almacenar secuencias de video selectivamente. Los estándares de compresión H.264 y H.265 se diseñaron para la electrónica de consumo y la industria del cine, y adoptaron un enfoque de compresión total o nulo. H.264 es el estándar en el sector de videovigilancia actual, y el H.265 se adoptará en los próximos años en función de los productos, la potencia informática y las circunstancias de las patentes que son más complejas para H.265. La nueva tecnología de compresión centrada en la seguridad, por otro lado, asigna dinámicamente las regiones de interés dependiendo de la actividad en el campo de visión de la cámara.

 

Videovigilancia como Servicio (VSaaS), un enfoque en soluciones y no en productos

 

Dado que la gestión y el monitoreo de video interno se está volviendo insostenible, desde un punto de vista operativo como financiero, existe un interés creciente por el concepto de Videovigilancia como Servicio (VSaaS, por sus siglas en inglés) y este mismo interés seguriá creciendo con el paso del tiempo. VSaaS es un modelo comercial de aprovisionamiento de servicios donde se ofrece hardware, almacenamiento, administración y monitoreo bajo un modelo de software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés). Para los proveedores, el flujo de ingresos recurrentes proporcionado por este modelo de negocio es un beneficio importante. Para los clientes, el modelo de prestación de servicios basado en la facturación por subscripción ofrece beneficios de costos y asequibilidad inigualables. Otras ventajas importantes que impulsan la popularidad generalizada de VSaaS incluyen la capacidad de mezclar y combinar el almacenamiento de video en el centro de datos interno o en la nube; gestión y monitoreo de video a distancia; y acceso a secuencias de video desde cualquier dispositivo móvil en cualquier momento y lugar.

Se prevé que el mercado mundial de videovigilancia como servicio (VSaaS) alcance USD $ 1,7 mil millones para 2020[3], impulsado por la creciente demanda de servicios y soluciones de videovigilancia asequibles.

 

¿Cuál será el impacto para los negocios?

 

Las megatendencias ciertamente no son exclusivas para la industria de la seguridad. Todos los ecosistemas empresariales descubrirán que estas también han penetrado muchas otras industrias. Las preguntas que deben hacerse para un futuro inmediato deben ser: ¿cómo se podrán adaptar los negocios a estas tendencias? ¿su impacto será catalítico o catastrófico? Para saberlo cada industria o negocio debe educarse a si misma. Y alinearse con proveedores y socios estratégicos que entiendan la trayectoria a largo plazo de estas tendencias y tengan una postura sólida para adoptarlas.

 

Síganos en nuestras redes sociales:  

 

Linked In - Axis Communications Latin America

Twitter - @Axis_LAT           

Facebook - Axis Communications

You Tube - Axis Communications